ecuo-abogados

ecuo-abogados

blog.ecuo-abogados.es

A través de este blog le mantendremos informado de las principales novedades jurídicas y de aquellas cuestiones legales que, en la práctica, puedan resultarle de especial interés.

Consumidor y rebajas

NoticiasPostado por ecuo-abogados lun, julio 17, 2017 12:25:47


Las temporadas de rebajas son los momentos del año en que muchos aprovechamos para realizar la mayoría de compras de consumo, atraídos por el reclamo de jugosos, en ocasiones no tanto, descuentos que ofrecen los comercios; ahora bien, ¿el recorte en el precio supone también una rebaja en los derechos del consumidor?


Esta pregunta es muy frecuente, no en vano las reclamaciones se disparan en estos periodos; como punto de partida cabe afirmar que la ley no marca diferencia en los derechos de los consumidores en función de si la compra se ha realizado en periodo de rebajas o no, si bien conviene saber algunos aspectos sobre estas temporadas que expongo a continuación.

El comerciante es quien decide libremente si abre un periodo de rebajas en su establecimiento (artículo 25 de la Ley 7/1996, de 15 de enero, que regula la ordenación del comercio minorista), pero si lo hace debe cumplir con la regulación legal existente en nuestro ordenamiento. Así pues:

- para abrir un periodo de rebajas al menos el 50% de los productos comercializados en el establecimiento deben hallarse a un precio menor al habitual, y estar claramente separados e identificados del resto de artículos no rebajados;

- el establecimiento debe indicar de forma fácilmente visible la duración de la temporada de rebajas, que no podrá ser inferior a 15 días;

- la calidad del artículo rebajado debe ser la misma que en periodo de no rebaja, por lo que está prohibido ofertar como rebajado artículos que se hallen deteriorados; además, no debe ofertarse en rebajas productos que no hayan sido puestos a la venta en condiciones de precio no rebajado con una anterioridad de al menos un mes o que hayan sido adquiridos con objeto de ser vendidos a un precio inferior al ordinario;

- la oferta realizada por el comerciante en temporada de rebajas le vincula, esto es, se puede exigir la adquisición del producto conforme a las características del mismo y condiciones de venta publicitadas;

- es obligatorio para el vendedor indicar en la etiqueta del producto tanto el precio original fuera del periodo de rebajas como el rebajado, o el porcentaje de reducción del mismo;

- relacionado con los dos puntos anteriores, si en el momento del pago el precio exigido no corresponde con el rebajado que consta en la etiqueta, se puede exigir la adquisición del producto al importe rebajado, pues desde el punto de vista legal se considera que el precio ofertado vincula al comerciante;

- el comercio debe admitir el pago con tarjeta de crédito si así lo hizo el resto del año y sin ningún recargo adicional, y si no admite este tipo de pago lo debe expresar con claridad y de forma fácilmente visible en el establecimiento;

- el establecimiento debe expedir factura o ticket de la compra al igual que debe hacerlo el resto del año;

- al igual que el resto del año, cualquier artículo nuevo tendrá un periodo de garantía de dos años desde la fecha de la compra y de un año los de segunda mano;

- en cuanto a las devoluciones, prima la política que sobre las mismas tenga el establecimiento, si bien debe informar al consumidor sobre la posibilidad de devolución de lo adquirido; por tanto, el comercio puede excluir las mismas o aceptarlas mediante la devolución del precio satisfecho, con el cambio por otro producto o la entrega de un vale por importe equivalente a canjear a la adquisición de otro articulo en el mismo establecimiento; con independencia de esta política de devoluciones del establecimiento, legalmente cabría exigir el reembolso del dinero al consumidor si el producto no estuviese en buen estado, pues en este caso el artículo no se adecuaría a lo ofertado;

- también, respecto a la devolución de una compra, si ésta fue realizada antes de rebajas y la política de ventas del establecimiento permite su devolución, se debe entregar al cliente el importe que satisfizo en el momento de su adquisición o un vale equivalente para la adquisición de otro producto en el establecimiento;

- en caso de ventas a distancia (internet, teléfono, etc.) cabe el derecho de desistimiento, que consiste en la posibilidad de devolución de lo adquirido en 14 días desde que fue recibido, y si se ejercita este derecho, el vendedor debe devolver el dinero recibido en un plazo de 14 días desde la comunicación de la devolución; y,

- el establecimiento ha de contar, también en temporada de rebajas, con hojas de reclamaciones a disposición de los clientes.

De lo anterior cabe concluir que las rebajas no afectan a los derechos del consumidor, pero, al igual que durante el resto del año, es recomendable antes de adquirir el productor preguntar en el establecimiento sobre las posibilidades de devolución, las garantías del artículo y la opciones para articular cualquier reclamación, y conservar la factura/ticket de compra de cara a hacer valer sus derechos.

José Román Morales

  • Comentarios(0)//blog.ecuo-abogados.es/#post30