ecuo-abogados

ecuo-abogados

blog.ecuo-abogados.es

A través de este blog le mantendremos informado de las principales novedades jurídicas y de aquellas cuestiones legales que, en la práctica, puedan resultarle de especial interés.

TIENDA ONLINE: REQUISITOS LEGALES

NoticiasPostado por ecuo-abogados vie, octubre 27, 2017 11:38:00

El comercio electrónico, o e-commerce, es uno de los sectores que mayor crecimiento ha experimentado en los últimos años, hasta el punto de situar a España como el cuarto país de la Unión Europea con mayor índice de ventas online, donde siete de cada diez consumidores realiza compras por internet.

Estas cifras han dado pie a que la mayor parte de empresarios se haya decidido a abrir su propio negocio online, bien sea en exclusiva, bien como complemento de la tienda física. Y, aunque cada vez disponemos de mayores herramientas que nos permiten gestionar nuestra tienda online de manera sencilla, es de suma importancia conocer los aspectos legales que regulan el comercio electrónico y así evitar sanciones o reclamaciones indeseadas en el futuro.

Pues bien, con carácter previo a la implantación de un negocio online, conviene saber que su titular puede ser tanto una persona física dada de alta como profesional autónomo, como cualquier sociedad (limitada, anónima, cooperativa, etc.), asociación o entidad legal. Además, para la venta por internet, básicamente hay que cumplir los mismos requisitos que se le exigen a las tiendas físicas, con la única salvedad de que las tiendas online no tienen que cumplir los trámites y gestiones de licencias, impuestos y pagos exigidos a las tiendas “de calle”. Lo cual ya supone la ventaja más importante: un extraordinario ahorro de gastos y de trámites burocráticos para obtener dichas licencias. Sin embargo, si la tienda online es complementaria de la tienda física, pero en una actividad diferente, es necesario darse de alta en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE).

Llegados a este punto, una vez la tienda online comience a operar, estaremos sujetos a la Ley de Ordenación del Comercio Minorista, a la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico y a la Ley de Protección de Datos, entre otras. Todas ellas nos imponen el cumplimiento de una serie de obligaciones legales, entre las que podemos destacar:

Plazo de ejecución y pago: salvo que las partes hayan acordado otra cosa, la entrega deberá realizarse en un máximo de 30 días desde la celebración del contrato.

Derecho de desistimiento: el comprador podrá desistir libremente del contrato, sin alegar ningún motivo, dentro del plazo de 14 días contados desde la fecha de recepción del producto. El importe ha de ser devuelto por el vendedor en un plazo máximo de 14 días tras el desistimiento. En caso de que esta información no aparezca expresada debidamente el plazo de devolución se amplía a un año.

Pago mediante tarjeta de crédito: cuando el importe de una compra o de un servicio hubiese sido cargado fraudulenta o indebidamente utilizando el número de una tarjeta de pago, el consumidor y usuario titular de ella podrá exigir la inmediata anulación del cargo y el reabono se deberá efectuar a la mayor brevedad.

Incluir los datos de la entidad: es necesario que la tienda online indique, en un lugar visible y de fácil acceso, los datos del negocio: nombre o denominación social, nº de inscripción de registro, NIF, datos de contacto, domicilio, actividad, etc. Es lo que se conoce como “Aviso Legal” y su principal objetivo es facilitar la información relativa a la empresa, productos y servicios.

Información previa a la contratación: el responsable de la tienda online tiene la obligación de poner a disposición del cliente la información relativa al idioma/s en que podrá formalizarse el contrato, trámites que se han de seguir para la celebración del contrato, características del bien o servicio ofrecido, vigencia del precio u oferta, gastos de envío, en el caso de que existan, así como los medios de pago disponibles y formas de entrega, entre otros.

Información posterior a la contratación: obligación de confirmar la recepción de la aceptación a través de envío de acuse de recibo a través de correo electrónico o cualquier otro medio de comunicación electrónico equivalente a la dirección que el contratante haya señalado, en un plazo de 24 horas posteriores a la recepción de la aceptación, o confirmación por correo electrónico o cualquier otro medio de comunicación electrónico de la aceptación recibida.

Ello sin olvidar las obligaciones derivadas de la política de cookies y las relativas a la protección de datos que, por motivos de espacio, abordaremos en otro artículo.

Como vemos, contar con un sitio web que cumpla con la normativa en la materia y se adapte a sus vertiginosos cambios no solo descargará de responsabilidad al empresario, sino que repercutirá directamente en el volumen de ventas, pues infundirá al cliente un nivel de seguridad y confianza que le llevará a elegirla entre otras opciones menos seguras.


Cristina García López

  • Comentarios(0)//blog.ecuo-abogados.es/#post34