ecuo-abogados

ecuo-abogados

blog.ecuo-abogados.es

A través de este blog le mantendremos informado de las principales novedades jurídicas y de aquellas cuestiones legales que, en la práctica, puedan resultarle de especial interés.

El incumplimiento del régimen de visitas

NoticiasPostado por ecuo-abogados vie, febrero 23, 2018 11:18:55


Tras un procedimiento de divorcio con hijos comunes, o un procedimiento de medidas paterno filiales, se establece un régimen de visitas del progenitor no custodio con sus hijos menores de edad.

Este régimen rige en el caso de que los progenitores no se pongan de acuerdo en cuanto a las visitas con los menores, se establece en sentencia o convenio regulador y habrá que acudir a él en caso de discrepancia. Claro está que, si los progenitores están de acuerdo, siempre podrán alterar ese régimen de visitas para adecuarlo a las necesidades de cada uno.

Pero, ¿qué ocurre si uno de los progenitores incumple el convenio? ¿Qué se puede hacer? Esta es una de las consultas que con más asiduidad se da en nuestro despacho después de un divorcio.

Pongamos el caso de que la madre sea la que ejerza la guarda y custodia y el padre goce del régimen de visitas (que no siempre tiene que ser así). Los incumplimientos del régimen pueden ser diversos, y los más típicos son el del padre que no cumple con las visitas y no se lleva a sus hijos cuando le corresponden, y el de la madre que no deja que el padre vea a sus hijos cuando les toca.

Hay que dejar claro que un incumplimiento puntual no tiene transcendencia jurídica, sino que para que tenga repercusión a nivel judicial se debe de tratar de una conducta asidua: que el incumplimiento sea lo normal y no la excepción.

Pues bien, ante un incumplimiento, siempre aconsejamos en primer lugar, y en la medida en que sea posible, hablar con la otra parte para intentar evitar que se produzcan nuevos incumplimientos ya que, en definitiva, mediante acuerdo todo va a ser más fácil para las partes, especialmente para los hijos. Si se llega a algún acuerdo en relación a la modificación del régimen de visitas es muy importante documentarlo por escrito: instar una modificación de medidas o, si la modificación va a ser temporal, reflejarlo de algún modo por escrito (acta notarial, o incluso documento privado). No aconsejamos nunca el acuerdo verbal en estos casos.

Si el diálogo no ha sido posible y los incumplimientos se siguen produciendo, el primer paso será hacer un requerimiento por escrito al otro progenitor para que se avenga a cumplir el convenio (buro fax), y si no se atiende a este requerimiento habrá que instar la ejecución de la sentencia ante el jugado para que sea este el que conmine al incumplidor a respetar el convenio. Incluso se le puede solicitar al juzgado que aperciba al incumplidor de la imposición de multas coercitivas en el caso de perseverar en su incumplimiento.

Antes de la reforma del Código Penal el incumplimiento del régimen de visitas era constitutivo de una falta y tenía repercusión penal. Con la reforma se eliminaron las faltas del Código Penal, pero ello no quiere decir que el incumplimiento del régimen de visitas no tenga ninguna repercusión penal, pues si se ha instado la ejecución de la sentencia, y por parte de un Juez se le ha requerido para que deje de incumplir el régimen de visitas, y aún así el incumplimiento persiste, entiendo que estaríamos ante un delito de desobediencia a la autoridad previsto en el artículo 556 del Código Penal, por lo que se podría abrir esta vía.

Cuando el incumplimiento de visitas es reiterado, paralelamente a la demanda de ejecución, o actuación de la jurisdicción penal, se puede interponer de manera independiente una demanda de modificación de medidas solicitando la modificación del régimen de visitas o incluso la custodia del menor, justificando dicha modificación en el incumplimiento reiterado de las obligaciones del régimen de visitas.

En cualquier caso, siempre es conveniente estar asesorado cualificadamente para hacer frente a un incumplimiento del régimen de visitas, pasa saber con certeza qué pasos hay que dar.

Enrique Soriano Gómez





  • Comentarios(0)//blog.ecuo-abogados.es/#post42