ecuo-abogados

ecuo-abogados

blog.ecuo-abogados.es

A través de este blog le mantendremos informado de las principales novedades jurídicas y de aquellas cuestiones legales que, en la práctica, puedan resultarle de especial interés.

Sustracción internacional de menores

NoticiasPostado por ecuo-abogados jue, noviembre 23, 2017 09:58:38



Esta situación es comúnmente conocida por la difusión de los medios de comunicación del caso de Juana Rivas; sin entrar en este mediático caso, por desgracia uno entre un millón, podemos definir este fenómeno como la situación en la que, por lo general, uno de los progenitores, sin contar con autorización judicial ni consentimiento del otro progenitor, traslada o retiene ilícitamente a un hijo menor de 16 años desde el estado donde éste reside habitualmente a otro diferente.

Desgraciadamente este fenómeno está en incremento en los últimos años; normalmente, quien traslada ilícitamente al menor o lo retiene (ej. si no lo devuelve tras unas vacaciones) en un país distinto al de residencia habitual del menor, suele ser ciudadano del país de refugio (el de traslado o retención), y con ello pretende que la contienda sobre la custodia del menor sea conforme a sus intereses en los tribunales “amigos”: los de su país. Esta actuación ilícita se ve en ocasiones favorecida desafortunadamente en determinados países (ej. Italia), al amparar sus tribunales al progenitor que sustrae al menor, no acordando la devolución o siendo muy reacios a ello al entender que niño estará mejor atendido en su país.

Ante esta situación, en la que el menor sale de la jurisdicción del país de su residencia habitual, conculcando con ello su derecho a relacionarse con ambos progenitores y sus respectivas familias, y enfrentándolo a un cambio brusco de índole social y familiar, es imprescindible contar con la cooperación internacional de los Estados implicados.

Respecto a esta cooperación internacional, cabe resaltar, por su especial relevancia, entre otros instrumentos normativos, el Convenio de la Haya de 1980 (CH80), sobre los Aspectos Civiles de la Sustracción Internacional de Menores, que es el instrumento más universal que existe sobre la material al ser parte del mismo entorno a 90 países actualmente, entre ellos España, y cuya aplicación se circunscribe exclusivamente a sus Estados firmantes.

En el cumplimiento del fin de proteger a los niños de los efectos perjudiciales de la sustracción y retención que traspasan las fronteras internacionales, proporcionado un procedimiento para conseguir su pronta restitución, el CH80 marca dos ejes prioritarios: 1) garantizar la restitución inmediata de los menores trasladados o retenidos de manera ilícita a cualquier Estado firmante; y 2) velar por que los derechos de custodia y de visita vigentes en uno de los Estados firmantes se respeten en los demás Estados firmantes.

Para cumplir este fin, el CH80 articula la creación de Autoridades Centrales en cada uno de los Estados parte, que son configuradas como piezas clave en el funcionamiento eficaz del Convenio, con el propósito de que entre las mismas cooperen al máximo en distintos planos con objeto de dar mayor agilidad e información respecto al procedimiento de devolución del menor. La Autoridad Central en España es la Subdirección General de Cooperación Jurídica Internacional del Ministerio de Justicia (C/ San Bernardo, 62, 28071 Madrid; sustraccionmenores@mjusticia.es).

Es totalmente aconsejable, aunque no obligatorio, para facilitar el procedimiento de devolución del menor, poner el caso en conocimiento de la Autoridad Central del país en el que el menor tenía su residencia habitual antes de su traslado o retención, dirigiendo escrito a ésta junto a la documentación requerida por el Convenio (certificado de nacimiento del menor, certificado de matrimonio en su caso, certificado de empadronamiento, tarjeta sanitaria, etc.); de este modo la Autoridad Central se pondrá en funcionamiento una vez compruebe el cumplimiento de los siguientes requisitos: a) que el hijo sea menor de 16 años; b) que el menor tuviera antes de la sustracción su residencia habitual en España, un Estado Miembro de la Unión Europeo o en uno de los Estados firmantes del CH80; c) el progenitor que presenta la solicitud tuviera en el momento de la sustracción un derecho de custodia y hasta entonces ejercía ese derecho; y, d) haya pasado menos de un año desde que se produjo la sustracción.

Recibida esta solicitud, la Autoridad Central, entre otras actuaciones, la remitirá a la del país extranjero donde el menor ha sido trasladado o retenido, y supervisará el progreso de la tramitación de la solicitud, informando continuamente de ello al progenitor solicitante de la devolución.

Si bien el papel de las Autoridades Centrales es fundamental para favorecer la pronta restitución del menor, no dependerá de éstas el desarrollo y duración del proceso judicial de restitución que se lleve a cabo en el país extranjero donde el menor ha sido trasladado o retenido, pues esto quedará sujeto exclusivamente a las normas internas del Estado extranjero.

Mayor dificultad presenta la restitución del menor cuando éste ha sido trasladado o retenido en un Estado no perteneciente a la Unión Europea o al CH80, pues en estos casos en principio nuestras autoridades carecen de competencia para tramitar y enviar la solicitud de restitución internacional por falta de instrumento jurídico que las habilite, debiéndose iniciar en estos casos el procedimiento de restitución litigando directamente en el país extranjero donde el menor se halle, si bien es también aconsejable dirigirse a la Sección de Servicios Consulares del Ministerio de Asuntos Extranjeros y de Cooperación para estudiar las diversas vías a emprender.

Cuando acontezca una situación de sustracción internacional de menores, el mejor consejo es actuar frente a la misma con la mayor celeridad posible y en las diferentes vías que el derecho interno e internacional permita, y bajo la dirección de un abogado especialista en la materia.

José Román Morales Ros





  • Comentarios(0)